QUIROMASAJE

- quiromasaje

El quiromasaje en dos palabras, técnica y relajacion. El masaje es una comunicación tipo energético, en el que aplicaremos una serie de maniobras secuenciadas a nivel de piel, fascias, músculos, etc; buscando la respuesta adecuada para encontrar fines equilibradores y terapéuticos.

 

- masaje descontracturante

Mediante este masaje conseguirás un confort inicial y de relax que te ayudará a liberar endorfinas, que actúan como equilibrio natural del organismo, generando emociones positivas de bienestar y ayudando a combatir el dolor.

- masaje geothermal con piedras de basalto

 Piedras calientes de basalto: Este masaje proviene de oriente cuenta con muchos beneficios para nuestra salud física y psíquica. Es una terapia muy relajante, que se realiza con agradables movimientos con las piedras calientes a lo largo de todo el cuerpo. El calor de las piedras, penetra en los músculos y articulaciones, otorgando una mejor movilidad, oxigenando la sangre y equilibra los centros energéticos, dándonos una sensación agradable de armonía.

- masaje circulatorio

Este tipo de masaje es muy adecuado en esos días en que sientes las piernas hinchadas, y en especial si sufres de varices. Mediante este ejercicio terapéutico sobre nuestra piel y músculos conseguimos movilizar los líquidos corporales, llevando nutrientes a las células, y por otro lado, que las toxinas circulantes alcancen los órganos y ganglios encargados de eliminarlas.

-masaje facial

El masaje facial es una técnica manual acompañada por cremas y productos de belleza Thalgo. Se aplica, como su nombre indica, específicamente en la cara aunque también se hacen algunos pases en la zona del cuello.

Estos pases son suaves y relajantes combinando los de tipo circulatorios y relajantes, convirtiendo el masaje facial en un buen tratamiento para el cutis y el estrés.

- masaje relajante

Son masajes indicados en situaciones de estrés ya que son absolutamente terapéuticos a niveles psíquicos y físicos. El beneficio fundamental  es relajar, tonificar el sistema nervioso y disminuir el cansancio. Además, se produce una bajada del tono muscular que ayuda a paliar los dolores tensionales, produciendo un efecto de bienestar.

Este bienestar se deriva en una mejora en el sueño, que se vuelve más reparador, y de los dolores que se producen en la espalda por la tensión muscular.