PEELING PUNTA DE DIAMANTE

Comparada a un peeling químico superficial o a una máscara, la Microdermoabrasión ofrece la ventaja de tener más precisión, y mejores resultados. La combinación de la exfoliación y de la succión leve, estimula la producción de nuevas células en el nivel bajo de la piel. Esto causa el recambio de las células y mejora el flujo de la sangre. El resultado es una piel más sana, más fresca, con mayor elasticidad y texturas realzadas.

Permite efectuar una exfoliación controlada y progresiva de la piel, quitando las células muertas de los tejidos, logrando que la piel se vea más joven y más sana. La persona se verá de aspecto más joven y natural. Se registra mucho menos daño debido a que no hay fricción.

Es un tratamiento tanto para pieles jóvenes como para adultas, no invasivo, indoloro, sin molestias y no requiere anestesia. Los resultados se observan luego de cada sesión. Cuanto más viejos nos volvemos, a la piel le es más difícil regenerarse y la renovación de la células muertas es considerablemente más lenta. La Microdermoabrasión realiza la regeneración y le devuelve a la piel su lozanía. Si se va de vacaciones, la exfoliación de la piel con Microdermoabrasión la prepara para el uso de cremas autobronceantes y su bronceado parecerá más natural.